"Las inmobiliarias abrimos cuando nos permitieron los órganos competentes"

"Las inmobiliarias abrimos cuando nos permitieron los órganos competentes"

Juan Pablo Pasquali, Martillero y Corredor Público Nacional y presidente del Centro de Martilleros de Coronel Pringles, habló con el EXPRESO DIGITAL sobre la situación que vive el sector inmobiliario en nuestra localidad por el COVID-19.    

"A partir de que nos permitieron abrir la inmobiliaria por la pandemia algunas fechas de vencimientos y de pagos no se había enterado todavía la pandemia de esas fechas y se nos hizo complicado los primeros días hasta organizar la cobrabilidad, los pagos de alquileres y de ciertos impuestos que vencen. A medida de que fueron pasando los días nos fuimos organizando mejor con una atención al público como corresponde bajo los protocolos de un horario más reducido, de 8 a 12 hs. y de 13:30 a 16 hs."-afirmó Pasquali.


Respecto a los valores de los alquileres, destacó el Martillero y Corredor Público Nacional "El Decreto de Necesidad y Urgencia que sacó el Gobierno cita que la obligación de pago de los alquileres sigue intacta y el contrato de locación hay que respetarlo en todas sus cláusulas. Lo que puede hacer el inquilino por esta pandemia es utilizar este decreto que es la posibilidad del congelamiento del valor del alquiler, es decir, que si el propietario tenía de marzo a abril o de abril a mayo algún ajueste el inquilino puede optar por no pagar ese ajuste y poder pagarla a partir de octubre, noviembre y diciembre de 2020, en tres cuotas iguales, consecutivas y mensuales. El propietario o los propietarios, no pueden iniciar juicios de desalojos ni mandar ninguna carta de intimación para el cobro".

"Si el contrato a vencido el 31 de mayo, el inquilino puede optar por renovar el contrato a pedido del locatario y el propietario tiene que acceder a esa posibilidad y siguen manteniendo el mismo valor que venían pagando de alquiler. Ante un contrato vencido si el locatario quiere restituír el inmueble lo puede hacer en cualquier momento y como marca la ley"-observó.

Pasquali, indicó sobre la demanda de alquileres en el distrito "Nosotros estamos trabajando muy bien y lo que es oferta y demanda está equilibrada. Seguimos manteniendo los mismos parámetros de ofrecimiento de viviendas y de alquiler por parte de posibles inquilinos normalmente y hasta en esta época parece ser como que la gente busca otras nuevas posibilidades, porque en época de pandemia se dio cuenta estando encerrado que la casa no era tan cómoda y que antes con lo cotidiano no lo notaban".

El titular del Centro de Martilleros local, también manifestó como está el trabajo general de sus colegas "Como Centro de Martilleros nos tenemos que abocar a las medidas que impone el Colegio de Martilleros de Bahía Blanca y nuestro Centro en Pringles está trabajando en forma normal porque no ha habido casos de reclamos porque todos supimos entender que es una situación en la que tenemos que estar unidos y si una inmobiliaria abría sus puertas las demás salían perjudicadas. Las inmobiliarias abrimos cuando nos permitieron los órganos competentes, nunca tuvimos ninguna queja".

Consultado sobre el panorama comercial, advirtió Pasquali "Traté de que esta pandemia la pasemos los mejor posible entendiendo la situación pero de las dos partes, yo soy intermediario y mi trabajo es defender tanto los intereses del propietario como defender los intereses del locatario o del inquilino o de un cliente. Tratamos que el propietario y el inquilino logren un acuerdo para que ese hilo no se corte y ese local comercial no se tenga que dejar. Algunos comercios siguen cerrados y otros empezaron abrir con el protocolo de apertura y los horarios acotados, entonces al inquilino también se le dificulta porque por tener cerrado su comercio no llegó a juntar el valor del alquiler y el propietario le permite pagar dentro del mes cuando pueda".

Y resaltó "En algunos casos hemos llegado a un reconocimiento por parte del dueño en el valor del alquiler que es un esfuerzo del propietario y que ha logrado ponerse en el lugar del inquilino haciéndole una reducción en el alquiler en un 30, 40 y 50 por ciento y eso al inquilino lo ha ayudado muchísimo".